curso de cenas italianas

curso de cenas italianas

Un buen curso de cenas italianas le seria de gran utilidad ya que a veces, por limitaciones de tiempo y recursos, la mayoría de la gente no disfruta de todos los platos de una comida. Por lo general, esto se limita a uno o dos platos, y no necesariamente en el orden en que deben servirse. Sin embargo, hay que tener en cuenta el contenido nutricional necesario, tanto si se trata de una comida de un plato como de cinco. A la hora de disfrutar de cenas italianas, es importante conocer los platos que componen una comida completa.

Esta información le resultará muy útil cuando sea un invitado en uno de estos festines o cuando quiera ofrecer uno de ellos a sus invitados. No habrá excusa para actuar de forma ignorante en un evento de este tipo. Como en cualquier otra comida, siempre se empieza con el aperitivo. En este caso se denomina Antipasto. Este puede incluir el caliente y el picante. No se trata de una sola comida, sino que es una mezcla de recetas de carne y queso y también se sirve algo de vino. El primer plato se denomina primo. Esta parte se compone de cosas calientes. Algunos de ellos son el arroz, las sopas o la pasta.

En este momento, los invitados estarán deseando llegar a la comida principal porque ya les has adelantado lo que tienes preparado. El plato principal o el segundo plato se llama Secondo. Si el primo fue súper delicioso, el plato principal puede ser sencillo. Algunos de los alimentos que puedes incorporar en esta etapa de las cenas italianas son el pescado, la carne o incluso el pollo. Puedes mantener las pociones ligeras. También puedes probar recetas de esta parte del mundo para que tu comida sea autóctona hasta el final. Cuando hayan terminado con ese paso, puedes introducir el tercer plato conocido como Contorno. Para esta etapa, necesitas una variedad de verduras. Puedes hacer una ensalada o cocinarlas. Puedes dejar que tus invitados disfruten de un poco de cada verdura que tengas para este plato.

El último plato aquí es el dolce. Puede ser un trozo de tarta o galletas. Si quieres ir a por todas, tus postres pueden empezar con la frutta, que consiste en un poco de queso y fruta. A continuación puedes llevar el dolce. Una vez que hayan terminado, puedes sorprenderles con el café, que se llama caffe. Puedes hacer que tu nombre quede grabado en sus mentes como el anfitrión italiano del año regalándoles un licor para bajar la comida. Para esto, conocido como Digestivo, debes conocer previamente a tus invitados. No sirvas licor si son abstemios. Estos son pasos que puedes dominar con el tiempo y sin duda, impresionarás cuando seas anfitrión de cenas italianas para familiares o amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir