Candidiasis en hombre

La cándida en el hombre es la variante masculina de la infección fúngica conocida como candidiasis o simplemente cándida.

can1

Causada por el mismo patógeno que infecta a las mujeres "el hongo Candida albicans", la cándida en los hombres puede manifestarse como balanitis (inflamación del glande), una erupción característica y/o aftas (la llamada candidiasis oral).

El diagnóstico de la cándida en los hombres es rápido y sencillo, ya que la infección produce signos fácilmente reconocibles. Sin embargo, en algunos casos, pueden ser necesarios otros análisis, como los de sangre u orina.

El tratamiento de la cándida en los hombres (al igual que en las mujeres) se basa en el uso de fármacos antifúngicos, incluidos los derivados del imidazol y el fluconazol.

Tabla de Contenido()

    ¿Qué es la cándida en los hombres?

    La cándida en el hombre es la versión masculina de la infección fúngica causada por el hongo Candida albicans.
    También conocida como cándida masculina, la cándida masculina afecta al pene, pero no sólo. A veces, como ocurre con la cándida femenina, también puede afectar a la piel y/o a la mucosa de la boca (o incluso a toda la orofaringe).

    Al igual que la cándida en las mujeres, la cándida en los hombres no suele ser una afección grave y peligrosa para la persona afectada.

    Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, la cándida no sólo afecta a las mujeres, sino también a los hombres.

    Un breve recordatorio de lo que es la cándida

    La cándida (o candidiasis) es una infección fúngica (o micosis) causada por el hongo Candida albicans. Este hongo está presente de forma natural en el cuerpo humano; en concreto, le gusta vivir en entornos húmedos y cálidos, como la boca, la garganta, el tracto gastrointestinal y los genitales (vagina y glande).

    Cómo causa la Candida albicans

    La cándida albicans es en realidad un hongo que, en general, es inofensivo para el ser humano, ya que las llamadas "bacterias buenas" que componen la flora bacteriana y el sistema inmunitario impiden su proliferación patológica.

    Sin embargo, cuando estos dos sistemas de control fallan, la Candida albicans comienza a multiplicarse intensamente, dando lugar a la condición conocida como cándida o candidiasis.

    ¿Qué es el sistema inmunitario en pocas palabras? El sistema inmunitario es la barrera defensiva, erigida por el organismo humano, contra los agentes infecciosos y otras amenazas del entorno externo o interno.

    ¿Cuáles son las causas de la cándida en los hombres?

    La cándida en el hombre (al igual que en la mujer) se produce cuando fallan los mecanismos de defensa encargados de controlar la proliferación de la Candida albicans; De hecho, como se ha mencionado anteriormente, la proliferación incontrolada de la Candida albicans permite que este hongo infecte el organismo colonizado.

    Factores que favorecen la cándida en los hombres

    Varios factores pueden comprometer la eficacia de los mecanismos de defensa responsables de controlar la proliferación de Candida albicans y contribuir al desarrollo de la Candida en los seres humanos; Entre estos factores, los más importantes son:

    • Mal uso de los antibióticos: El abuso de los antibióticos provoca la reducción de la flora bacteriana presente en el cuerpo humano y depuesta a regular la proliferación de microorganismos como la Candida albicans;
    • Mala higiene personal: El secado aproximado del pene (o de la vagina, en el caso de la mujer), tras la ducha o el baño, crea un hábitat húmedo y cálido, ideal para la proliferación del hongo Candida albicans.
    • Uso de limpiadores íntimos de mala calidad: Los jabones y geles de ducha de mala calidad pueden irritar el pene (o la vagina, en el caso de la mujer) y favorecer la multiplicación de los hongos.
    • Sufre de inmunodepresión: Las personas que padecen inmunodepresión tienen un sistema inmunitario débil y de bajo rendimiento, por lo que están predispuestas a las infecciones.
    • En general, la inmunodepresión es un problema típico en: Las personas que padecen enfermedades como el sida (que socavan la integridad del sistema inmunitario), las que toman medicamentos inmunosupresores (es decir, fármacos que disminuyen el sistema inmunitario) y los ancianos (por razones fisiológicas).
    • Sufre de diabetes mellitus:  En los individuos diabéticos, la elevada cantidad de glucosa en la sangre (glucemia elevada) favorece la multiplicación del hongo Candida albicans, ya que representa, para éste, una fuente de alimentación casi inagotable.
    • La obesidad: Los pliegues cutáneos formados por los rollos de grasa representan un entorno ideal para la multiplicación del hongo Candida albicans. Por lo tanto, las personas obesas tienen más riesgo de padecer candidiasis;
    • Relaciones sexuales con una persona infectada: Un hombre que mantiene relaciones sexuales con una mujer que tiene cándida puede desarrollar la misma infección, ya que se expone a una importante colonia de Candida albicans.
    • Compartir el uso de toallas, ropa interior o jabones con una persona infectada (uso promiscuo de artículos infectados): En estas circunstancias, repita lo descrito para las relaciones sexuales con una persona infectada por Candida.

    ¿Es la cándida en el hombre una enfermedad de transmisión sexual?

    Según la comunidad médica, aunque puede resultar de las relaciones sexuales con personas afectadas, la cándida en los hombres no se considera una enfermedad de transmisión sexual (como la sífilis o el herpes genital).

    Epidemiología

    En los hombres, la cándida es menos frecuente que en las mujeres. Los estudios estadísticos han demostrado que la cándida masculina es más frecuente entre los hombres con enfermedades, como la diabetes mellitus y el SIDA, y entre los hombres que reciben quimioterapia para el tratamiento del cáncer.

    Investigaciones similares también han demostrado que la cándida masculina es más común entre los hombres no circuncidados.

    Síntomas

    La cándida masculina puede expresarse a diferentes niveles: Puede afectar al pene, a la superficie de la piel y/o a la mucosa de la boca y la faringe.

    • Cuando afecta al pene, da lugar a un proceso inflamatorio en el glande (el extremo del pene), conocido médicamente como balanitis.
    • Cuando afecta a la piel, provoca una erupción que pica, caracterizada por pequeñas manchas rojas en determinadas zonas del cuerpo.
    • Cuando, finalmente, compromete la buena salud de la cavidad bucal, provoca la llamada candidiasis bucal o muguet.

    Cándida masculina y balanitis

    Al causar la balanitis, la cándida en los hombres se asocia con síntomas y signos, tales como:

    • Glande enrojecido e hinchado.
    • Irritación y picor en el glande.
    • Lesiones ulcerosas en el glande, combinadas con una secreción blanquecina, densa, grumosa y maloliente.
    • Fimosis (contracción del prepucio).
    • Dolor y sangrado al orinar.
    • Dolor durante la actividad sexual (dispareunia).
    • En algunos casos, en los hombres con balanitis por cándida, los ganglios linfáticos inguinales pueden hincharse y resultar dolorosos al tacto.

    ¿Sabías que...
    El enrojecimiento del glande es el síntoma inicial de la balanitis por cándida masculina; A éste le siguen el picor y la irritación de la cabeza del pene, las lesiones ulcerosas y los demás síntomas enumerados anteriormente.

    Cándida masculina y sarpullido

    A nivel de la piel, la cándida masculina puede dar lugar a una erupción (o exantema), caracterizada por el picor, el ardor, el dolor y las pequeñas manchas rojas; A veces, esta erupción también implica la secreción de una sustancia blanca amarillenta, parecida a la cuajada.

    Por regla general, las manifestaciones cutáneas de la cándida masculina afectan a las regiones de la piel en las que dos zonas adyacentes de la piel entran en contacto entre sí, rozándose; Ejemplos de tales regiones -que se denominan "pliegues cutáneos"- son las axilas, la ingle, las zonas interdigitales (es decir, entre los dedos), los pliegues formados por la grasa localizada y el perineo (entre los genitales y el ano).

    Dato: ¿Por qué ciertas zonas anatómicas estimulan la multiplicación de Candida albicans?

    Como se ha dicho, al hongo candida le gusta vivir en ambientes cálidos y húmedos.
    En zonas del cuerpo como las axilas o entre los pliegues de grasa localizada, existe un nivel de temperatura y humedad ideal para la multiplicación de la Candida albicans.

    Cándida masculina y Lirio de los valles

    En la boca, especialmente en la mucosa de la lengua, el paladar y la faringe, la cándida masculina puede provocar la aparición de placas blanquecinas, lechosas, puntiformes, lenticulares o confluentes.

    Hay que tener en cuenta que estas formaciones suelen ir asociadas a síntomas como ardor, dificultad para tragar (por lo que el paciente tiene dificultades para comer) y falta de percepción del gusto.

    Cándida en los hombres: ¿A quién dirigirse?

    Si los síntomas se producen a nivel genital, es aconsejable consultar a un médico especializado en infecciones del aparato genitourinario.
    En cambio, si los síntomas se presentan sólo en la boca o en la piel, puede bastar con la consulta de su médico de cabecera.

    Complicaciones de la cándida en los hombres

    Si afecta a hombres inmunodeprimidos (es decir, con un sistema inmunitario débil) o con ciertas afecciones médicas (por ejemplo, diabetes), la cándida en los hombres (al igual que la cándida en las mujeres) puede degenerar en una afección conocida como candidiasis invasiva (o cándida invasiva).

    La cándida invasiva es la infección resultante del paso del hongo Candida albicans por el torrente sanguíneo (fungemia o fungemia) y su propagación a órganos importantes, como el corazón (endocarditis), el cerebro (encefalitis), los ojos (endoftalmitis) o los huesos (osteomielitis).

    La cándida invasiva puede ser mortal para el paciente, por lo que representa una emergencia médica a la que hay que prestar ayuda inmediata.

    Diagnóstico de la cándida en el hombre

    Por lo general, para el diagnóstico de la cándida en los hombres (al igual que en las mujeres), basta con un examen físico preciso, durante el cual el médico analiza en detalle los síntomas, y una evaluación cuidadosa de la historia clínica (o anamnesis) del paciente.

    Sin embargo, en determinadas situaciones puede ocurrir que, para la confirmación del diagnóstico, sea imprescindible realizar pruebas, como análisis de sangre, de orina, hisopos cutáneos o bucales.

    ¿Cuándo son necesarias otras investigaciones diagnósticas?

    • Cuando los síntomas de la cándida en los hombres son graves o persisten a pesar del tratamiento.
    • Cuando el paciente sufre, sin razones claras, episodios recurrentes de cándida.
    • Cuando existe la duda de que el paciente sufra una forma de diabetes aún no diagnosticada o alguna enfermedad de transmisión sexual.

    Qué hacer cuando se tiene cándida por primera vez

    Los hombres (y las mujeres) que desarrollan cándida por primera vez deben someterse a un examen médico completo, que incluya no sólo la observación de los síntomas, sino también la evaluación del historial médico.

    La información obtenida de la historia clínica es de fundamental importancia para conocer los factores desencadenantes precisos de la candidiasis y para planificar el plan de tratamiento más adecuado.

    Si el médico tiene dudas o cree que es posible la presencia de una enfermedad subyacente grave aún no diagnosticada (como la diabetes), lo más probable es que recurra a las pruebas diagnósticas ya mencionadas, es decir, hisopo cutáneo y/o bucal, análisis de sangre y análisis de orina.

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web Política de Cookies